Vive por y para los libros aunque, para su desgracia, no de ellos.

Lectora voraz e inconstante escritora, estudió algo de filosofía y tiene formación como correctora ortotipográfica.