No ha cesado de leer desde que, cuando era niña, a escondidas se adentraba en el mundo fascinante de los cuentos. No es extraño, pues, que haya dedicando la mayor parte de su vida a compartir esta pasión con sus alumnos de instituto y, en la actualidad, en otro ámbitos.

Siempre ha sido aspirante a poeta, pero ahora, en plena madurez, es una necesidad.